Tatuaje casero con perfume

¿Quién quiere un tatuaje casero sin tener que gastarse su dinero en uno y sin inyectarse tinta en la piel? Aquí está la solución.

AVISO: depende de la impresora si funciona o no. La de tu casa no funcionará, pero las grandes impresoras de las oficinas o papelerías sí. ¡¡¡ÁNIMO!!!

Necesitas: colonia(no hace falta que sea muy buena pero sí que vas a usar bastante), fotos impresas del dibujo que quieras, un bol de agua, un temporizador y una extremidad donde tatuarte.

Echas chorrocientos litros de colonia por delante y por detrás de una foto imprimida del dibujo que quieras. Que el dibujo sea una sencilla silueta para que sea más fácil tatuarlo.

Después, mete la foto en agua durante 3 minutos. Échate colonia en el sitio donde vayas a poner la imagen, échale MÁS colonia al dibujo y después lo colocas.

Ponla boca abajo para que el dibujo mire hacia tu piel. Espera 10-15 mins o más a que haga efecto. Puedes levantar una esquinita para ver si funciona, pero no lo levantes entero o a menudo durante los 15 mins. Puedes echarle más colonia para que haga más efecto.

Contraste

Esta es la continuación de “OJITOS”.

La siguiente diadema para mí era muy simple, así que decidí darle un toque personal. La he llamado “CONTRASTE” porque la mezcla de los dos colores es extrema y divertida. Es tan simple como la manualidad anterior, pero el resultado es completamente diferente. Con esta, os recomiendo que uséis una diadema de plástico y de un color vivo. Os recomiendo poner el pegamento en el pompón en vez de en la diadema si habéis usado una de plástico porque sino el pegamento se resbalará de la superficie. Coged unos 4 o 5 pompones del color que queráis y colocadlos de forma simétrica. Luego, pegadlos con la milagrosa pistola de pegamento de la forma que hayáis pensado. Debería quedaros como unos ricitos.

Espero que el resultado os haya gustado tanto como a mí.

Ojitos

Si tenéis unas diademas u horquillas que ya no os sirven y/o están hechas una basura, esto os será útil. He utilizado una pistola de pegamento para todas las modificaciones, así que si no tenéis una, encontraos una ya. La primera diadema que os voy a enseñar la he llamado “OJITOS” y solo necesitas varios ojitos saltones y una pistola de pegamento. Coged la diadema que vayáis a usar y aseguraos de que no tiene accesorios propios, sino que sea una tira de alambre envuelta en tela. Coged la pistola y pegad los ojos muy juntos para que no se vean espacios entre ellos. Vais a necesitar unos 20 ojos saltones, así que no os preocupéis de quedaros sin porque eso está asegurado. Podéis poner el pegamento en los ojos o directamente en la diadema, pero siempre con cuidado de no quemaros. Así de simple.

Harry Potter de cartón

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_10cf

Esta manualidad es muy fácil de hacer. Hace falta un rollo de cartón de papel higiénico, cartulina de colores, pegamento, rotuladores y ceras y tijeras. Os recomiendo que utilicéis pinzas para pegar los ojos del muñeco.

La idea de esta manualidad la tuvo mi padre como regalo de amigo invisible. Se inspiró en un vídeo de Youtube. Os lo dejo aquí por si lo queréis hacer.